El día a día de nosotros los “ambientalistas”

¿Impavidez o pereza?

“Por favor chicos acoliten con la campaña de reciclaje”, expresó una de las alumnas de la Facultad de Ambiental cuando se presentaba la iniciativa de dividir los desechos en el campus universitario.

Un basurero de metal color negro, con grandes letras que dice: “PAPEL”, es colocado en puntos estratégicos de cada facultad o en las aulas; a su lado se puso un cesto color verde que, según las ambientalistas, servía para depositar desechos inorgánicos ­como botellas de plástico, fundas de plástico o chicles­ de manera organizada.

Durante el descanso me tomé mi matutino jugo de naranja. Entré con mis compañeros a una clase que tiene un proyector -necesario para una presentación en power point– para una exposición grupal de las TIC’s (Nuevas Tecnologías de la Información).

Dicho lugar también poseía aquellos tachos, en el piso, para recolectar los desechos. Al momento que fui a botar mi botella, algo curioso saltó a la vista. Aquel basurero negro estaba lleno de botellas de plástico y todo tipo de desperdicios.

Lo más indignante fue observar que el otro cesto, que era el correspondiente para esos desechos, estaba completamente vacío.

¿Fue falta de información?, por su puesto que no; toda la Facultad de Comunicación había asistido al día de la campaña. Además, por más que la sociedad actual está intentando definir el concepto de “calentamiento global” en todas partes se lo escucha, y notamos cómo el clima de nuestro país y del mundo está siendo alterado por la despreocupación de las generaciones pasadas que abusaron del ambiente. Por lo tanto, no es cuestión de desconocimiento, ya que todos los días debatimos varios problemas sociales que piden su solución.

Esto es un problema de actitud, de impavidez, falta de sentido común y ganas de hacer las cosas. ¿A caso cuesta mucho esfuerzo direccionar el brazo de una persona de un basurero a otro?, ¿Se desperdicia tiempo poner las hojas de trabajos que ya no sirven donde dice papel y las botellas de coca cola en el cesto de desechos inorgánicos?.

Por este tipo de proceder es que el mundo está pidiendo a gritos su cuidado, desde las aulas esto tiene que empezar a cambiar, por que si no se lo hace a tiempo simplemente saldremos de ellas, contaminaremos a nuestro gusto y daremos suelos sucios, con aire gris, y ríos que ya no serán una fuente de vida para las futuras generaciones.

¿Cómo es posible que en las horas de clase nos hagamos los sensibles ante los problemas sociales y cuando tenemos la oportunidad de ayudar, (aunque sea como un granito de arena) no lo hacemos?.

 

Anuncios

2 comentarios to “El día a día de nosotros los “ambientalistas””

  1. Isabel Herrera Says:

    Gracias bender por la oportunidad de publicar el artículo en tu blog.

    Las redes sociales, como dices, tienen que apuntar a provocar conciencia (obviamente para las personas que estamos interesadas en ello).

    Ustedes los ambientalistas tienen el gran labor de contagiarnos ese amor por la naturaleza y recordarnos que si no cambiamos de actitud vamos a acabar con el hogar que nunca nos ha cobrado la renta.

    Vamos ahí! juntos por un mundo más limpio y mejor!

    • bender Says:

      No, gracias a ti, muy buen post Isa, para que veas con lo que nos toca ¡lidiar, imaginate a escala macro…. si sabes quien soy verdad? (cuñaaaaaada jajaja)…. chevere el blog lo voy a estar leyendo frecuentemente asi que pilas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: